15 marzo 2012

FILIPPO TOMASSO MARINETTI, CANCIÓN DEL AUTOMÓVIL


Retrato de Marinetti por Carlo Carra, 1910


FILIPPO TOMASSO MARINETTI
Escritor y activista político italiano, fundador y principal exponente del Futurismo.

Marinetti nació en la ciudad egipcia de Alejandría en 1876, y estudió tanto allí como en París, Padua y Génova donde se licenció en Derecho en el año 1899. 

Alternó periodos de residencia en Francia con otros en Italia, y escribió una parte de sus obras en francés. 



Desarrolló la literatura futurista en numerosos ensayos y poemas, en su novela de 1910 Mafarka il futurista y en obras teatrales «sintéticas», de carácter experimental, entre la que destaca Zang Tumb Tumb.


Como líder del movimiento futurista intervino en numerosas obras, antologías, tomas de posición y diversos actos.


Hacia 1920, cuando el Futurismo era ya un fenómeno del pasado y aparecían en Europa nuevos movimientos vanguardistas, Marinetti comenzó a mostrar simpatías por el fascismo.

Retrato de Marinetti por Enrico Prampolini

Llegó a ser miembro de la Academia de Italia, fundada por los fascistas y se convirtió en el poeta oficial del régimen de Mussolini, al que fue fiel hasta los tiempos de la República de Saló. 
Murió en 1944.



EL MANIFIESTO FUTURISTA

En 1909 publicó en el periódico francés Le Figaro el Manifiesto del Futurismo, y en 1910, en el mismo diario, el segundo manifiesto. 

Para Marinetti el manifiesto fue, en sí mismo, un género literario original. 
Así pues, la crítica considera sus manifiestos entre sus mejores obras. 

EL FUTURISMO


El Futurismo es un movimiento literario y artístico que surge en Italia en el primer decenio del siglo XX. 

Balla, Manifiesto futurista, El vestido antineutral


Proclamaba el rechazo frontal al pasado y a la tradición.
Defiende un arte anticlasicista orientado al futuro, que respondiese en sus formas expresivas al espíritu dinámico de la técnica moderna y de la sociedad masificada de las grandes ciudades.

"Declaremos que el esplendor del mundo se ha enriquecido con una belleza nueva; la belleza de la velocidad. Un automóvil de carreras... un automóvil rugiente, que parece correr sobre una estela de metralla, es más hermoso que la Victoria de Samotracia".


En 1910 ya se puede hablar de un grupo liderado por Marinetti. 
Trabajarán artistas como los pintores Russolo, Carrá, Boccioni, Balla o Severini. 

El Futurismo fue llamado así por su intención de romper absolutamente con el arte del pasado, especialmente en Italia, donde la tradición artística lo impregnaba todo.

 Formas únicas de continuidad en el espacio por Umberto Boccioni


Quieren crear un arte nuevo, acorde con la mentalidad moderna, los nuevos tiempos y las nuevas necesidades.
En picado sobre la ciudad de Tullio Crali 

Para ello toma como modelo las máquinas y sus principales atributos: la fuerza, la rapidez, la velocidad, la energía, el movimiento y la deshumanización. 

Dignifica la guerra como espacio donde la maquinación, la energía y la deshumanización han alcanzado las máximas metas.


Rechaza el moralismo y la igualdad de derechos de la mujer.


Cañones  en acción (Palabras en libertad y formas) 
por Gino Severini




LEE UN POEMA DE MARINETTI:


CANCIÓN DEL AUTOMÓVIL

Dinamismo de un automóvil por Luigi Russolo, 1910

A MON PÉGASE L’AUTOMOBILE


¡Dios vehemente de una raza de acero,
automóvil ebrio de espacio,
que piafas de angustia, con el freno en los dientes estridentes!
¡Oh formidable monstruo japonés de ojos de fragua,
nutrido de llamas y aceites minerales,
hambriento de horizontes y presas siderales
tu corazón se expande en su taf-taf diabólico
y tus recios pneumáticos se hinchen para las danzas
que bailen por las blancas carreteras del mundo!
Suelto, por fin, tus bridas metálicas.., ¡Te lanzas
con embriaguez el Infinito liberador!
Al estrépito del aullar de tu voz…
he aquí que el Sol poniente va Imitando
tu andar veloz, acelerando su palpitación
sanguinolento a ras del horizonte…
¡Míralo galopar al fondo de los bosques!...
¡Qué importa, hermoso Demonio!
A tu merced me encuentro… ¡Tómame
sobre la tierra ensordecido a pesar de todos sus ecos,
bajo el cielo que ciega a pesar de sus astros de oro,
camino exasperando mi fiebre y mi deseo,
con el puñal del frío en pleno rostro!
De vez en vez alzo mi cuerpo
para sentir en mi cuello, que tiembla
la presión de los brazos helados
y aterciopelados del viento.
¡Son tus brazos encantadores y lejanos que me atraen!
Este viento es tu aliento devorante,
¡insondable Infinito que me absorbes con gozo…
¡Ah! los negros molinos desmanganillados
parece de pronto
que, sobre sus aspas de tela emballenada
emprenden una loca carrera
como sobre unas piernas desmesurados…
He aquí que las Montañas se aprestan a lanzar
sobre mi fuga capas de frescor soñoliento…
¡Allá! ¡Allá! ¡mirad! ¡en ese recodo siniestro!...
¡Oh Montañas, Rebaño monstruoso, Mammuths
que trotáis pesadamente, arqueando los lomos Inmensos,
ya desfilasteis… ya estáis ahogadas
en la madeja de las brumas!...
Y vagamente escucho
el estruendo rechinante producido en las carreteras
por vuestras Piernas colosales de las botas de siete leguas…
¡Montañas de las frescas capas de cielo!...
¡Bellos ríos que respiráis al claro de luna!...
¡Llanuras tenebrosas Yo os paso el gran galope
de este monstruo enloquecido… Estrellas, Estrellas mías,
¿oís sus pasos, el estrépito de sus ladridos
y el estertor sin fin de sus pulmones de cobre?
¡Acepto con Vosotras la opuesta,... Estrellas mías …
¡Más pronto!... ¡Todavía más pronto
¡Sin una tregua¡ ¡Sin ningún reposo
¡Soltad los frenos!... ¡Qué! ¿no podéis?...
¡Rompedlos!... ¡Pronto!
¡Que el pulso del motor centuplique su impulso!
iHurral ¡no más contacto con nuestra tierra inmunda!
¡Por fin me aparto de ella y vuelo serenamente
por la escintilante plenitud
de los Astros que tiemblan en su gran lecho azul!

Filippo Tomasso Marinetti


LA MÚSICA FUTURISTA















Un automóvil rugiente, que parece correr sobre una estela de metralla, es más bello que la Victoria de Samotracia.



MARINETTI

















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada