10 febrero 2012

EL REALISMO EUROPEO















Calle de París en un día lluvioso por  Gustave Caillebotte





EL REALISMO


Hacia 1850 en Francia una serie de escritores y críticos presentan ya al Realismo como una nueva estética alejada u opuesta a la romántica.




Podemos decir que el movimiento realista surge en Francia con la aparición del novelista Stendhal, que escribió sus novelas basándose en el análisis psicológico de los personajes y en la práctica de la observación.

Stendhal por Silvestro Valeri


Según Stendhal, la novela debe ser "como un espejo colocado a lo largo del camino". 
Stendhal es un novelista que todavía está a caballo entre Romanticismo y Realismo.
Muchos de sus personajes y ambientes son románticos, pero su técnica es ya puramente realista: la descripción fiel de la realidad circundante.

Aunque podamos considerar a Stendhal ya como un autor realista, los verdaderos iniciadores del género fueron los novelistas Balzac y Flaubert.

Honoré de Balzac por Louis Candide Boulanger

Balzac reunió todas sus novelas bajo el nombre genérico de La Comedia Humana, obra con la que pretende hacer el retrato de la sociedad francesa de su época. 




Flaubert por Giraud


Gustave Flaubert, con su obra Madame Bovary, consigue establecer el modelo de estudio de la psicología femenina. 




LA REVISTA RÉALISME




Edmond Duranty en noviembre de 1856 fundó junto con Jules Champefleury la revista Réalisme, que sacará seis números, hasta mayo de 1857.


Edmond Duranty por Edgar Degas



En uno de los números de esta revista se dice: 



"El Realismo pretende la reproducción exacta, completa y sincera del ambiente social y de la época en que vivimos... Esta reproducción debe ser lo más sencilla posible para que todos la comprendan."











Rascadores por Gustave Caillebotte


CARACTERÍSTICAS DEL REALISMO


Procura mostrar en las obras una reproducción fiel y exacta de la realidad.


Se opone al Romanticismo en su rechazo de lo sentimental y lo trascendental.


Aspira a reflejar la realidad individual y social en el marco del devenir histórico.


Hace un uso minucioso de la descripción.


Muestra de manera exacta los temas, personajes, situaciones y lugares.


Lo cotidiano es el tema central, exponiendo problemas políticos, humanos y sociales.


El lenguaje abarca diversos registros y niveles y se adapta a los usos de los distintos personajes.


Los personajes son complejos y  evolucionan e influyen unos en otros.


Las obras muestran una relación mediata entre las personas y su entorno económico y social, del cual son exponente.


Los personajes dan testimonio de una época, una clase social, un oficio...


El autor analiza, reproduce y denuncia los males que aquejan a su sociedad.


Transmite ideas de la forma más verídica y objetiva posible.







Las espigadoras por Jean François Millet








ORIGEN DEL REALISMO EUROPEO



El origen del Realismo literario europeo hay que buscarlo en la literatura española medieval y en la novela picaresca española y, en concreto, en la versión que configuró sobre esa tradición el novelista Miguel de Cervantes. 


























Rinconete y Cortadillo por Arturo Montero y Calvo



El desmitificador modelo cervantino influyó poderosamente en la literatura europea posterior.


El descrédito por el que pasó el género narrativo durante el  siglo XVIII aplazó su influjo europeo hasta bien entrado el siglo XIX.




EL REALISMO EN INGLATERRA


Inglaterra en el siglo XVIII comenzó su propio realismo  con autores como Daniel Defoe con Robinson Crusoe, Samuel Richardson con Pamela o la virtud recompensada  o Henry Fielding con Tom Jones, entre otros.
Buena parte de los escritores realistas posteriores reciben la influencia de sus obras.


El escritor más popular del Realismo inglés en el siglo XIX fue Charles Dickens.


El sueño de Dickens, obra inacabada de Robert Williams Buss






POR SI TE INTERESA SABER UN POCO MÁS DE DICKENS:









2 comentarios:

  1. A pesar de su crudeza, algunos latinoamericanos vemos el naturalismo europeo como algo muy romántico, especialmente cuando lo comparamos con la desolación y aridez del naturalismo latinoamericano de un Jorge Isaacs ("Maria"), o los cuentos quasi apocalípticos de Horacio Quiroga y Esteban Echeverría.

    ResponderEliminar
  2. Me sorprende el comentario, pero tendría que pensarlo y mirarlo con calma.
    La verdad es que el recuerdo que tengo yo de la "María" de Isaacs es muy romántico y me resultó un pelín aburrida, todo hay que decirlo.
    Pero me cuesta verle el romanticismo a Zola en la serie de "Les Rougon-Macquart".
    Aunque tiene cosas, sobre todo al principio, de estilo más cercano al romanticismo.

    ResponderEliminar