01 febrero 2012

LEÓN TOLSTOI, LA MUERTE DE IVÁN ILICH



LA MUERTE DE IVÁN ILICH
Es una novela corta del escritor ruso León Tolstoi, publicada en 1886.
Tolstoi es considerado, junto con Dostoievsky, el escritor más importante de la segunda mitad del siglo XIX y uno de los novelistas más excepcionales de todos los tiempos.
Dentro de su bibliografía, La muerte de Iván Ilich se encuentra hacia el final de su producción.
Iván Ilich por Daumier

ARGUMENTO
La muerte de Iván Ilich fue una obra bisagra en la vida de Tolstoi: cuenta la historia de un hombre que sabe que va a morir y busca una verdad, un sentido para la vida que está perdiendo y que le parece vacía. 
Termina encontrando un sentido, pero uno que niega toda su vida. 
Tal vez Tolstoi temió que le sucediera algo similar.



LOS TEMAS DE LA NOVELA
Para algunos analistas de la obra de Tolstoi, esta historia reflejaría las luchas intelectuales y espirituales que poco tiempo atrás el autor había atravesado, en la crisis que tuvo cuando alcanzó los cincuenta años y que superaría con un radical cambio espiritual.
En la novela, los temas tratados son la naturaleza tanto de la vida como de la muerte.


La muerte de Iván Ilich es, como su nombre lo indica, una mirada directa a ese vacío que tanta angustia nos reporta la muerte. Sin embargo, la novela también presenta una fuerte crítica al modo de vida en la sociedad rusa burocrática de aquella época, crítica a la vida que se torna mucho más "vívida" cuando observada en contraste con el negro fondo de la muerte.


Tolstoi escribió La muerte de Iván Ilich para desenmascarar las mentiras de la civilización, el olvido por parte de ésta de las preguntas fundamentales de la vida: cómo debo vivir, qué debo hacer.
La red de convencionalismos que sella el destino de Ilich, desde la profesión hasta el matrimonio, es la causa de un empobrecimiento espiritual tejido por la hipocresía y la indiferencia.


Ilustración de Daumier para La muerte de  Iván Ilich

Hipócritas e indiferentes, seres dañados por una sociedad carente de apertura a la muerte como hecho decisivo de la vida. 

Llegado el momento de morir, el honesto funcionario recuperará aquella luz de la infancia que habla de piedad y compasión, de amor y comunidad. Verá las cosas tal y como son, limpias de ese sucio barniz con que la civilización las ha deteriorado. La muerte viene en ayuda de la vida como una amiga traicionada por los miedos sociales que tiene algo valioso que decir. La muerte amiga que nos libra de los convencionalismos del sentimiento y purifica nuestra mirada interior en la reconciliación con personas que, más allá de sus máscaras, sienten y sufren como nosotros. 

Ese entender al otro desde uno mismo, dejar de ver lo que creemos y empezar a creer en lo que vemos constituye el tema de esta obra donde la transparencia narrativa de Tolstoi recuerda el trazo limpio y claro de los grandes cuadros velazqueños.

PARA LEER LA MUERTE DE IVÁN ILICH 
Si te apetece leer esta famosa novela corta de Tolstoi haz click en su título: La muerte de Iván Ilich


OPINIONES SOBRE LA OBRA
La novela fue aclamada en sendas ocasiones por Vladimir Nabokov y por Mahatma Gandhi como la más grande de toda la literatura rusa.

Según el prestigioso escritor ruso Vladimir Nabokov, “En realidad, ésta no es la historia de la Muerte de Iván, sino la historia de la Vida de Iván”.

Esta novela corta, analizada y comentada por tantos críticos, fue también uno de los temas expuestos por Nabokov en sus clases de Cornell y las notas fragmentarias de su disertación quedaron incorporadas luego a su Curso de literatura rusa





Nabokov les recordaba a sus estudiantes:

“Ningún escritor de talla es sencillo. El Saturday Evening Post es sencillo. La jerga periodística es sencilla. Mamá es sencilla. Las versiones abreviadas son sencillas. Pero los Tolstoi y los Melville no son sencillos”.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada