18 febrero 2015

ANNA LEONOWENS, LA INSTITUTRIZ INGLESA EN LA CORTE DE SIAM


ANNA LEONOWENS 
Anna Harriette Leonowens nació en la India, en 1834 aunque ella decía que había sido en el país de Gales.
A los seis años fue llevada a Inglaterra para recibir educación en una escuela para niñas de un familiar.
Su padre, un sargento del ejército inglés, fue asesinado en la India, y la madre de Anna de origen angloindio no regresó a por ella hasta que Anna tuvo quince años. 
Cuando el padrastro de Anna intentó casarla con un hombre mucho mayor, se mudó a la casa de un clérigo y viajó con él.

Anna se casará con un oficinista con el que tuvo dos hijos y que al morir la deja en una situación económica muy precaria.
Más tarde, al adornar su historia, contará que su marido era un militar.
Viuda joven y agraciada, sin recursos económicos y madre de dos niños, creó una escuela en Singapur para los hijos de los oficiales ingleses.
A petición del cónsul de Siam en Singapur, aceptó viajar al antiguo reino de Siam, la actual Tailandia, para trabajar como la institutriz real de los sesenta y ocho hijos y de las veintitrés esposas y cuarenta y dos concubinas del rey Maha Mongkut Rama IV.

En la primavera de 1862 Anna Harriette Leonowens llegaba al puerto de Bangkok a bordo del vapor Chow Phya en compañía de su hijo pequeño Louis, un enorme perro newfoundland y una montaña de baúles después de haber enviado a su hija Avis a vivir y a recibir educación en Inglaterra.

En el momento de su llegada, se estima que el harén de Mongkut albergaba una población de nueve mil personas: sus hermanas, tías y niños de ambos sexos, así como consortes, concubinas y esclavos, y otras mujeres que habían sido ofrecidas al rey con el fin de pagar deudas o sellar alianzas políticas.
Durante los meses siguientes, Anna enseñó, a los niños y a las esposas del rey, el conocimiento de las costumbres europeas y también conceptos tales como la nieve, la geografía moderna, la ciencia, la iteratura y el inglés.


















Mapa mundial de Johnson de 1862


La mayor preocupación del rey Mongkut, uno de los monarcas más importantes de la dinastía Chakri, era mantener la independencia de Siam frente a los países colonizadores europeos. 

El rey Mongkut pensaba que era necesario que los tailandeses adoptasen modos de vida occidentales, ya que, en ese momento, se consideraba que las costumbres inglesas eran las mejores del mundo. 
Por este motivo, el rey favoreció la llegada de profesores e instructores europeos, como Anna Leonowens que, además de la educación de toda su familia, incluyendo al príncipe heredero Chulalongkon, fue secretaria y traductora del rey. 


Desde el primer momento la relación de esta enérgica institutriz con el monarca iba a ser tensa ya que Anna nunca dudó en decirle al rey lo que pensaba acerca de las actitudes machistas y la esclavitud.

La vida en palacio no fue fácil para esta mujer independiente y de estricta moralidad, que denunció la esclavitud, la poligamia y la vida de las mujeres en el harén. 



Daguerrotipo del rey Mongkut y una hija, 1861


El Rey Mongkut tuvo cien mujeres, entre esposas y concubinas, y ochenta y dos hijos.

A medida que pasaban los meses, Anna se creyó en el deber de cambiar la situación humillante en que vivían las mujeres del harén y los esclavos. 

Sin que fuera su intención, se situó entre el opresor y las oprimidas. 


 Niños reales del harén del rey de Siam, 1865



Las enseñanzas de Anna Leonowens acerca de la libertad y la dignidad del ser humano calaron hondo en el espíritu del príncipe heredero, Chulalongkorn que mantuvo toda su vida su amistad con Louis Leonowens.

Chulalongkorn, una vez proclamado rey, gracias a las enseñanzas de Anna Leonowens, no solo mantuvo la independencia de Siam, sino que también abolió la esclavitud, instituyó la libertad religiosa, reformó el sistema judicial y promovió la creación de escuelas y hospitales.

El rey Chulalongkorn el Grande

Después de cinco años en la corte del rey de Siam, tras la muerte del rey Mongkut, Anna se despidió con tristeza de sus pupilos y abandonó el país.
Anna Leonowens viajó a Inglaterra e Irlanda antes de establecerse en los Estados Unidos, donde una vez más se dedicó a la enseñanza.
Los amigos que encontró en el mundo editorial estadounidense la ayudaron a publicar dos libros de memorias: La institutriz inglesa en la corte de Siam y El romance del harem, que fueron lo suficientemente populares como para abrirle una nueva carrera como experta en temas y lenguas  orientales.


También escribió un libro de memorias de la India titulado: Vida y viajes en la India: Recuerdos de un viaje antes de los días de los ferrocarriles en el que mezcla el reportaje con mentiras autobiográficas.
Anna Leonowens  se trasladó a Canadá, donde se involucró en la educación y en temas de la mujer.
Fue una persona clave en la organización del Colegio de Arte y Diseño de Nova Scotia, y participó activamente en el ámbito local y en el Consejo Nacional de la Mujer.


Fue progresista en temas educativos, se opuso a la esclavitud y defendió los derechos de las mujeres y el sufragio femenino.

Tal fue su influencia en la corte de Siam, que cuando se marchó, Chulalongkorn le envió una carta agradeciéndole sus servicios y el rey Mongkut la menciona en su testamento, aunque no recibió herencia alguna.
Su hijo regresó a Siam de adulto y llevó una vida próspera con el favor real.


Anna Leonowens vivió sus últimos años en los Estados Unidos y en Canadá, como profesora, escritora y conferenciante de éxito hasta su fallecimiento en Montreal en 1915.






LA INSTITUTRIZ INGLESA EN LA CORTE DE SIAM


Anna Leonowens  publicaría en 1870 un libro autobiográfico que se convertiría en un inesperado éxito de ventas, La institutriz inglesa en la corte de Siam.
En esta obra recogió sus experiencias en la corte del rey Mongkut de Siam en forma de memorias de una manera dulcificada.


En este libro de memorias disfrazó la realidad e inventó un "cuento de hadas" sobre su vida en palacio.




El relato de Anna Leonowens habla de la represión y la brutalidad hacia las mujeres, la vida de la gente en ese país y la esclavitud y la servidumbre humana. 

Pero también es un ameno libro de aventuras, además de un documento único del choque entre dos culturas, y está lleno de valiosas descripciones geográficas e históricas. 

ANNA Y EL REY DE SIAM
La historia de Anna Leonowens inspiró el musical de Richards Rodgers and Oscar Hamerstein II y la película Ana y el rey de Siam, dirigida por  John Cromwell en 1949 entre otras obras.

Tras el éxito de La institutriz inglesa en la corte de Siam, la obra ha sido transformada en un musical y Hollywood llevaría a la gran pantalla varias veces la vida de Anna Leonowens basándose en su aclamada autobiografía. 

Entre las versiones más famosas destaca la película basada en el musical de Rodgers y Hammerstein II titulada El rey y yo dirigida por Walter Lang en 1956 que fue protagonizada por Deborah Kerr y Yul Brynner con Rita Moreno.



Además existe una versión cinematográfica de 1999 titulada Anna y el rey dirigida por Andy Tennant en la que la actriz Jodie Foster da vida a la institutriz inglesa y el actor Chow Yun Fat, al monarca de Siam.
Estas versiones cinematográficas no cuentan con la aprobación de la familia real tailandesa pues consideran que da una visión falsa y sesgada de la antigua corte siamesa.



FUENTES PARA LA ENTRADA
Para realizar esta entrada se han utilizado diversas fuentes, entre ellas:

The Nanny por Leah Price, professor of English at Harvard, The New York Times Sunday Book Review.


Bombay Anna The Real Story and Remarkable Adventures of the “King and I” Governess por Susan Morgan

Illustrated. 274 pp. University of California Press. 










15 febrero 2015

INSTITUTRICES Y NIÑOS EN EL ARTE


INSTITUTRICES Y NIÑOS
En la época victoriana que va de 1837 a 1901, las institutrices eran contratadas por las familias de clase media y alta para educar a las niñas en el hogar mientras que los niños eran enviados a la escuela. 

Las institutrices eran mujeres educadas y solteras, generalmente de la clase media, que a menudo vivían con la familia que las empleaba. 



El cuarto de la institutriz, grabado

Tenían una situación especial dentro de la casa pues, aunque no se las consideraba como miembros de la familia, tampoco se relacionaban con la servidumbre.

Aunque los detalles de sus ocupaciones difieren de una familia a otra, había ciertos deberes que todas las institutrices realizaban.



























La institutriz por Rebecca Solomon

La enseñanza era el primer deber de la institutriz victoriana. Aunque los temas principales eran la lectura, la escritura y la Aritmética, las institutrices menudo enseñaban lenguas extranjeras, como el francés, alemán y el italiano, y materias de humanidades como Literatura, Historia y Geografía. 


También se esperaba que las institutrices les enseñaran a las niñas una serie de habilidades que se consideraban adecuadas para una mujer en sociedad como, por ejemplo, tocar el piano, cantar, dibujar, pintar, bailar, coser y bordar.




















Lecciones por Helen Allingham

Los temas de estudio eran indicados por los padres pero la institutriz podía organizar su propio calendario para los niños, con clases que a menudo tenían lugar en una sala escolar designada dentro de la casa.

Tras el éxito de novelas como Jane Eyre, el interés por estas mujeres aumentó e incluso hoy en día dentro de la novela rosa hay un subgénero llamado "institutriz y patrón" dedicado a las institutrices y sus amores, sin olvidarnos tampoco de la figura de la institutriz inglesa en la literatura erótica.




JANE EYRE, CHARLOTTE BRONTË
Jane Eyre es una novela gótica de amor y misterio escrita por Charlotte Brontë que transcurre su mayor parte en  la antigua mansión señorial de Thornfield perteneciente a Edward Rochester.

Jane Eyre el señor Rochester y Adèle Varens, grabado

La novelista inglesa Charlotte Brontë pasó veinte años de su vida trabajando como institutriz.

Charlotte Brönte reflejó perfectamente la vida de estas mujeres en las extraordinarias novelas Jane Eyre, Villete y Shirley.





AGNES GREY, ANNE BRONTË

Anne Brontë siguió el camino de su hermana Charlotte y entró de institutriz a los diecinueve años con la familia Ingham en Blake Hall, pero se encontró con unos niños ingobernables y consentidos a los que no le permitían educar con la disciplina que precisaban, y se marchó por propia voluntad, un tanto frustrados sus ideales educadores.


La institutriz por Emily Mary Osborn



Esta decepcionante experiencia como institutriz de Anne Brontë fue luego inspiración para su primera novela sobre una institutriz titulada Agnes Grey.



LAS DOS INSTITUTRICES DE OTRA VUELTA DE TUERCA, HENRY JAMES

Deborah Kerr como la institutriz de Otra vuelta de tuerca


La protagonista de la novela Otra vuelta de tuerca de Henry James es una joven muy hermosa, inocente y decidida. 

Es la menor de varias hermanas y hermanos hijos de un pobre párroco rural.

Es una joven, nerviosa e inexperta institutriz, cuyo nombre no se menciona en toda la obra, es la persona contratada para cuidar a dos niños huérfanos, sobrinos del dueño de la mansión de Bly. 

La única condición que se le pone es que se ocupe ella de todo lo relacionado con los niños sin molestar a su tío.










Adaptación teatral de Otra vuelta de tuerca de Henry James


No tiene ninguna experiencia en el trabajo que se le ofrece pero se deja tentar por la cuantía del salario y por la petición de ayuda de su futuro patrón.

Queda muy impresionada por su patrón e incluso a veces sueña con tener una relación con él.
Cuando se enfrenta a la terrible situación en la que viven los niños, decide protegerlos a toda costa.
Entonces, a pesar de su determinación, su tranquilidad se derrumba, pierde el sueño, empieza a hablar sola...

La otra institutriz es la difunta señorita Jessel ahogada en el lago y cuya presencia como un fantasma  se percibe durante toda la obra por la nueva institutriz.












El fantasma de la señorita Jessel en el lago según la película de Jack Clayton

Otra vuelta de tuerca está considerada como una obra maestra de la literatura gótica y como tal ha sido dibujada, pintada y llevada al cine, a la ópera, al cómic y al teatro.




MARY POPPINS, P.L.TRAVERS

El libro de Pamela Lyndon Travers publicado en 1934 tuvo éxito de inmediato, no sólo entre los niños, sino también con los adultos.

Popularizadas en todo el mundo por la versión musical que hizo para el cine en 1964, Walt Disney, las aventuras de Mary Poppins son un clásico de la literatura infantil y juvenil. 
La institutriz que aparece volando para cuidar de los hermanos Banks y transformar a partir de entonces su vida cotidiana en una realidad en la que cualquier cosa es posible gracias a la magia.

P.L. Travers llegó a escribir ocho libros con Mary Poppins como protagonista.
La inspiración que sirve para crear a esta famosa nanny inglesa fue Helen Morehead, tía de la propia escritora.
La tía "Ellie" tenía una curiosa propiedad: una gran maleta de viaje, de la que sacaba siempre objetos sorprendentes.

Hay notables diferencias entre la Mary de Travers y la de Disney.
El personaje de Mary Poppins del libro tiene un carácter fuerte que en ocasiones es áspero, avinagrado y cortante.
Hay momentos en el libro en los que parece que ni siquiera le gustan los niños.

Mary Poppins parece volando un día que la familia Banks tiene necesidad de una niñera, y cuando el señor Banks le ha dejado a la señora Banks la decisión de cuál será contratada.
La nueva niñera llega como caída del cielo, volando con su paraguas, siendo traída por el viento del este.
Y promete a los niños quedarse, hasta que el viento cambie de dirección.













Mary Poppins de Walt Disney interpretada por Julie Andrews


Alrededor  de Mary siempre suceden cosas que desafían la lógica, y aunque los demás se sorprenden, ella nunca pierde su actitud rígida y severa.
Mary es terriblemente presumida y vanidosa se mira en los espejos y busca su reflejo en cristales y vidrieras.
Cuando los niños se preguntan si en realidad han vivido algo especial, ella siempre dice no saber de qué le están hablando.
Mary Poppins, la del libro, jamás da explicaciones.


ANNA LEONOWENS DE ANNA Y EL REY DE SIAM

En la primavera de 1862 Anna Harriette Leonowens llegaba al puerto de Bangkok a bordo del vapor Chow Phya en compañía de su hijo pequeño Louis y una montaña de baúles. 
Era una viuda joven y agraciada, sin recursos económicos y madre de dos niños, que había aceptado viajar al antiguo reino de Siam, la actual Tailandia, para trabajar como institutriz de los sesenta y siete hijos y de las muchas esposas y concubinas del rey Mongkut. 
Durante los meses siguientes enseñó, a los niños y a las esposas del rey, el conocimiento europeo y también conceptos tales como la nieve, la geografía moderna y el inglés.


















Mapa mundial de Johnson de 1862


Desde el primer momento la relación de la enérgica señora Anna Leonowens con el monarca iba a ser tensa y distante.

A medida que pasaban los meses, Anna se creyó en el deber de cambiar la situación humillante en que vivían las mujeres del harén y los esclavos. 

Sin que fuera su intención, se situó entre el opresor y las oprimidas. 

Tras cinco años en la corte del rey Mongkut de Siam, Anna se despidió con tristeza de sus pupilos y abandonó el país.

En 1870 publicaría un libro autobiográfico que se convertiría en un inesperado éxito de ventas, La institutriz inglesa en la corte de Siam.




El relato de Anna Leonowens es un ameno libro de aventuras, además de un documento único, lleno de valiosas descripciones geográficas e históricas. 

Tras el éxito de La institutriz inglesa en la corte de Siam, la obra ha sido transformada en un musical y Hollywood llevaría a la gran pantalla varias veces la vida de Anna Leonowens basándose en su aclamada autobiografía. 

Entre las versiones más famosas destaca la basada en el musical de Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II titulada El rey y yo protagonizada por Deborah Kerr y Yul Brynner.


Además existe una versión cinematográfica más reciente titulada Anna y el rey donde la actriz Jodie Foster da vida a la institutriz inglesa y el actor Chow Yun Fat, al monarca de Siam.



LA SEÑORITA ROTTENMEIER DE HEIDI, JOHANNA SPYRI


Heidi es el nombre de un libro infantil de 1880 de la escritora suiza Johanna Spyri.
Recibe el nombre del personaje protagonista de la historia, Heidi, una pequeña niña que vive con su abuelo en los Alpes suizos cercanos a la frontera con Austria.

La Señorita Rottenmeier es una mujer poco agraciada de edad madura, severa, rígida y amargada que trabaja como institutriz en la mansión de la familia Sesseman de la ciudad alemana de Frankfurt en la segunda mitad del siglo XIX. 




Allí se ocupa de la formación y el bienestar de Klara Sesemann, la hija del dueño de la casa, una niña de doce años, que está en una silla de ruedas. 

La monótona existencia de los personajes que habitan en la casa de la familia Seseman se ve profundamente alterada con la llegada de Heidi.




Desde el gran éxito popular de la serie infantil japonesa de anime kodomo, Heidi,  el nombre de la señorita Rottenmeier se utiliza en España para ofender a las mujeres que se consideran antipáticas, mandonas o amargadas.


MARÍA DE SONRISAS Y LÁGRIMAS 


El oficial de la marina austríaca Georg Ludwig von Trapp creó con su segunda esposa y los siete niños de su primer matrimonio un coro familiar.
Con la invasión nazi a Austria, la familia huyó en 1938 y desde entonces vivió en Estados Unidos.


Su historia inspiró el musical The Sound of Music en los años 50, y luego la película de 1965 con Christopher Plummer y Julie Andrews, ganadora de cinco Oscar, que en España llevó el título de Sonrisas y lágrimas.
El papel de la ex novicia María, primero institutriz de los niños von Trapp  y luego segunda esposa del capitán von Trapp,  fue interpretado para la gran pantalla por la actriz Julie Andrews.




El musical  y la película son una adaptación de la novela La historia de los cantantes de la familia Trapp escrita por María von Trapp.



NURSE MATILDA, CHRISTIANNA BRAND


Nurse Matilda es una serie de libros infantiles de fantasía de la escritora británica Christianna Brand

La serie de libros de Nurse Matilda consta de tres títulos:

Nurse Matilda, Nurse Matilda va a la ciudad y Nurse Matilda va al hospital.

Estos libros sirvieron de inspiración para las películas de La niñera mágica que en inglés se llaman Nanny McPhee.





Una niñera muy fea conocida como Nurse Matilda, ha sido altamente recomendada al señor y la señora Brown por varias agencias para instruir a sus  numerosos e indomables hijos. 

Estos intentan por todos los medios deshacerse de ella, sin embargo, todas sus tretas fallan. 

Nurse Matilda no es como las demás niñeras ya que es una niñera mágica.


LA MANO QUE MECE LA CUNA, CURTIS HANSON

Las institutrices y la niñeras a veces pueden ser muy malvadas como sucede con Peyton Flanders la niñera de La mano que mece la cuna dirigida por Curtis Hanson
La mano que mece la cuna ...es la mano que domina el mundo es una película estadounidense de 1992 del género del suspense, protagonizada por Annabella Sciorra y Rebecca De Mornay .



Tras perder a su hijo y ver arruinada la carrera de su marido, una mujer decide vengarse de Claire Bartel, a la que acusa de toda sus desgracias. Para ello consigue introducirse en su casa como niñera.


Empleando a la nueva institutriz por Emily Shanks