22 enero 2015

JAIME GIL DE BIEDMA, NO VOLVERÉ A SER JOVEN



















JAIME GIL DE BIEDMA
Nacido en Barcelona 1929, dentro de una familia de la alta burguesía castellana. Estudió Derecho en Barcelona y Salamanca.
Alto ejecutivo de una empresa de tabacos, La Compañía General de Tabacos de Filipinas, su empleo le permitió viajar por todo el mundo y vivir largas temporadas en Manila.
Es uno de los miembros más importantes de la Generación del 50 y  la Escuela de Barcelona.
Gil de Biedma compuso una breve e intensa obra poética, considerada por muchos como la más influyente de la última mitad del  siglo XX en España.
Su poesía gira en torno a su visión de la sociedad, su complicada vida amorosa, su temor a la vejez y al paso del tiempo.
El poeta mismo declara: "en mi poesía no hay más que dos temas: el paso del tiempo y yo".
Su obra recoge cinco siglos de la mejor tradición poética española; incorpora la tradición inglesa de los años treinta, como Auden o Eliot; también el acervo popular, elementos de rock y de pop, la canción francesa, la zarzuela... Todo ello unido aun perfecto dominio del léxico.
En 1974, sin que se conozca un motivo claro, se retiró de la vida pública, abandonando casi por completo su producción literaria.
Muere en Barcelona en 1990.
Sus memorias reciben el título de  Diario de un artista seriamente enfermo. Fueron publicadas por expreso deseo del poeta tras su muerte.

LEE Y ESCUCHA CANTAR Y RECITAR UNO DE SUS POEMAS


No volveré a ser joven


Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
-envejecer, morir, eran tan sólo
las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.

"Poemas póstumos" 1968







LOQUILLO INTERPRETA "NO VOLVERÉ A SER JOVEN"






BUNBURY RECITA "NO VOLVERÉ A SER JOVEN"






¿FUE POSIBLE QUE YO NO TE SUPIERA...



¿Fue posible que yo no te supiera
cerca de mí, perdido en las miradas?

Los ojos me dolían de esperar.
Pasaste.

Si apareciendo entonces
me hubieras revelado
el país verdadero en que habitabas!

Pero pasaste
como un Dios destruido.

Sola, después, de lo negro surgía
tu mirada.










18 enero 2015

ARMANDO PALACIO VALDÉS, RUTA LITERARIA POR AVILÉS



RUTA DE ARMANDO PALACIO VALDÉS POR AVILÉS
El escritor Armando Palacio Valdés nació en Entrialgo, Laviana pero se se crió desde los seis meses en la villa de Avilés, donde pasó su niñez y mantuvo una relación durante toda su vida con esta ciudad cuyas calles y plazas fueron motivo de inspiración de alguna de sus obras.

El escritor es Hijo Adoptivo de la Villa de Avilés, donde estudió de niño y a la que amaba profundamente.

En Avilés, distintos elementos artísticos, placas, esculturas y edificios públicos recuerdan la figura de Armando Palacio Valdés, además de que se conserva su tumba en las afueras la ciudad, en el cementerio de La Carriona.

Entre los recuerdos dedicados al famoso y prolífico escritor destacan el Teatro Palacio Valdés con el busto dedicado al autor asturiano, el grupo escultórico de Marta y María, la placa en su casa de la calle Rivero, el Colegio Público Palacio Valdés o los desaparecidos Cines Marta y María e incluso la villa avilesina cuenta con un moderno Hotel Palacio Valdés.



TEATRO PALACIO VALDÉS

El Teatro Palacio Valdés, construido en estilo Neobarroco fue declarado como Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento en 1982.

El proyecto es del famoso arquitecto asturiano Manuel del Busto y fue realizado por encargo de un grupo de acaudalados vecinos de Avilés que querían que la villa contase con un teatro.



La construcción del teatro comenzó en 1900 con la colocación de la primera piedra en un acto solemne con numerosos invitados entre los que se puede destacar la asistencia de Leopoldo Alas "Clarín" que era amigo de Palacio Valdés. 


Se tardó veinte años en finalizar la obra ya que se presentaron diversos problemas de financiación y estuvo parada en varias ocasiones. 

Se terminó e inaguró en 1920, con la asistencia del ilustre escritor asturiano que le da nombre.


El teatro es un coliseo "a la italiana", de planta rectangular, de estilo Neobarroco donde se exhiben motivos escultóricos, alegóricos al teatro, a la ópera, a la zarzuela, a la comedia y al drama.

El interior se divide en tres partes: el escenario, las zonas anejas del utillaje y camerinos y la sala de planta de herradura y alzado de varios pisos de palcos.

El telón pintado del escenario está dedicado al propio Armando Palacio Valdés.
La parte superior tiene pintado un tondo con un retrato suyo y el motivo central del telón es un medallón ovalado que representa una escena de su novela Marta y María todo el conjunto está rodeado de pequeños putti con guirnaldas.

El telón es obra del andaluz Manuel Marín Magallón (1866-1933), escenógrafo y profesor de Bellas Artes de San Fernando, que reprodujo una escena de la novela, en la que María interpreta un fragmento de la ópera La Traviata de Verdi, durante una reunión social en un salón.


Si se retiran los asientos del patio de butacas, un ingenioso mecanismo, recientemente restaurado, permite nivelar el piso y transformarlo en sala de baile.

Finalmente, los accesos a la sala son muy interesantes, las zonas sociales y de descanso cuyo elemento más destacado es el foyer, un original espacio rectangular cuyos balcones dan a la fachada principal.


El teatro permaneció abierto entre 1920 y 1972 representado todo tipo de obras y siendo además usado como sala de baile y cinematográfica.


En 1972, por razones económicas, cerró sus puertas cayendo en un estado de lamentable abandono, hasta que después de una fuerte campaña popular de reivindicación se consiguió su restauración.
El Palacio Valdés volvería a ejercer como teatro en noviembre de 1992. 


En la actualidad, forma parte de la Red Española de Teatros, escenarios, Auditorios, Circuitos y Festivales de Titularidad Pública. 
El Palacio Valdés se utiliza con frecuencia como punto de estreno de giras nacionales de muchas obras.

Este teatro es la sede de las Jornadas de Teatro Escolar de Avilés que se realizan anualmente y en las que participa el Grupo de Teatro del IES Ramón Menéndez Pidal de Avilés.


BUSTO DE ARMANDO PALACIO VALDÉS

Este monumento dedicado a Armando Palacio Valdés es un busto obra del escultor natural de Oviedo, Mauro Álvarez Fernández.
Se encuentra situado en la calle Palacio Valdés delante de la fachada principal del Teatro Palacio Valdés de Avilés.

El monumento consiste en un pedestal de piedra con una inscripción conmemorativa que dice: Ávilés a Palacio Valdés 1853 - 1938.

Sobre el  pedestal se erige el busto, realizado en bronce, de Palacio Valdés.



GRUPO ESCULTÓRICO DE MARTA Y MARÍA


El grupo escultórico dedicado a la novela de Palacio Valdés, Marta y María, es obra del artista asturiano Amado González Hevia conocido por el sobrenombre de "Favila".

El Ayuntamiento de Avilés, ciudad en la que reside "Favila", le encargó en 1999 un grupos escultórico titulado Marta y María, destinado al centro de Avilés, está situado en los aledaños del Hotel Villa de Avilés

Este grupo escultórico representa a las dos jóvenes hermanas Elorza, Marta y María, ataviadas para uno de sus paseos por la Villa del Adelantado.


CALLE DE LA FERRERÍA
Por La Ferrería gustaba de pasear Armando Palacio Valdés, cuando, en sus estancias veraniegas y a la caída de la tarde, salía del hotel La Serrana que hacía esquina al final de la calle, y recogía, en el portal número 31 de La Ferrería, a su amigo Estanislao Sánchez-Calvo, uno de los más destacados filósofos asturianos y paseaban la calle de arriba abajo con esporádicas incursiones por las calles de Rivero y Galiana. 
A veces, cuando se sacudía la pereza para coger el tren, desde Oviedo, acudía para pasear con ellos, Leopoldo Alas "Clarín" al que le gustaba mucho la calle de La Ferrería.

CASA DE PALACIO VALDÉS


En el número 8 de la calle del Rivero se encuentra la casa en la que pasó gran parte de su infancia y primera juventud el novelista Armando Palacio Valdés. 

En su fachada, bajo los soportales, se inauguró una placa el 12 de octubre de 1953 con ocasión de los actos conmemorativos del centenario de su nacimiento. 

La placa, aunque no es muy visible, tiene la siguiente inscripción: En esta casa transcurrieron los años de niñez y de primera juventud del glorioso novelista don Armando Palacio Valdés. 



PALACIO DE GARCÍA PUMARINO O PALACIO DE LLANO PONTE 
CINES Y MULTICINES MARTA Y MARÍA


El último cine de Avilés, el Marta y María estuvo ubicado en el Palacio de Llano Ponte, del que solo se conserva la fachada original. 


En el siglo XVII, Rodrigo García Pumarino, un indiano avilesino que amasó una considerable fortuna en Perú hizo construir este edificio.

Al regresar a su villa natal acomete la construcción de su vivienda, al inicio de la calle Rivero y encarga el proyecto al arquitecto local F. Menéndez Camina, hijo.

Es, junto con el Ayuntamiento y el palacio de Ferrera, una pieza clave en la formación del espacio urbano que hoy conocemos como Plaza de España.

Este notable edificio señalaba la salida hacia Grado, así como abría la salida hacia el Camino Real de Oviedo. 

Aunque su fachada es más ornamentada, sigue el esquema del Ayuntamiento, que por entonces ya tenía treinta años.


Incorpora como elemento arquitectónico típico avilesino el soportal.
El palacio cuenta con siete arcos hacia la calle, y ventana sobre cada uno de ellos.
Los laterales, acogen un balcón en el piso superior.

El interior constaba de capilla y numerosas habitaciones entre las que destacaba un enorme salón.



Más tarde la casa fue adquirida por una familia noble, los Llano Ponte.

Con el paso de los años, el interior del palacio se desmanteló para albergar las salas cinematográficas que llevaban el nombre de Marta y María, en honor de la novela de Palacio Valdés que vivió en el nº 8 de la Calle de Rivero, frente a este edificio durante años. 


La actividad cinematográfica en el Palacio de Llano Ponte se remonta al año 1949, cuando la empresa Prafel iniciaba las exhibiciones con la proyección de la película Río Abajo.


Con el  cierre de los Multicines Marta, la villa de Avilés dejó de tener salas de cine en su casco urbano.





Hasta su cierre, el Marta  como se conocía a popularmente a esta sala de cine fue la decana de las salas de exhibición en Asturias y la única que no se encontraba vinculada a un centro comercial.


CALLE GALIANA
Armando Palacio Valdés contribuyó a hacer famosa literariamente esta espectacular calle porticada, levantada en el siglo XVII. 

En La novela de un novelista Palacio Valdés retrata el Avilés de su infancia y dedica un capítulo a esta calle.

Lo titula "La batalla de Galiana" y en él cuenta las rivalidades entre la chavalería de Sabugo, Rivero y Galiana. 

Si tienes curiosidad por conocer el Avilés del siglo XIX, aquí puedes leer esta novela de ambiente avilesino:
La novela de un novelista




COLEGIO PÚBLICO PALACIO VALDÉS


Situado en el nº 11 de la Avenida de Portugal, este edificio fue primero un Instituto de Enseñanza Media, hoy se ha reconvertido en el Colegio Público Palacio Valdés.

En diciembre del año 1972,  el C.P. Palacio Valdés inició su andadura como Centro de Primaria y E.G.B.


MONUMENTO FUNERARIO DE LA CARRIONA

Tras su muerte a avanzada edad, durante la Guerra Civil española, en el cerco de Madrid en 1938, los restos de Armando Palacio Valdés fueron depositados en el cementerio de La Almudena, de Madrid, hasta que en 1945, cumpliendo la voluntad del novelista, fueron trasladados al cementerio de La Carriona, en Avilés, donde reposan bajo un monumento funerario obra del escultor Jacinto Higueras.
El cementerio municipal  de Avilés se encuentra en el barrio de La Carriona, a dos kilómetros del centro de la villa y está considerado como uno de los mas hermosos de España.

El conjunto funerario dedicado a Palacio Valdés está presidido por un medallón que reproduce el perfil del escritor y la figura de La Demetria de su obra La aldea perdida.

Nunca faltan flores sobre su panteón, quizá accediendo a la petición que figura en la lápida "Viajero, si alguna vez escalas las montañas de Asturias y tropiezas con la tumba del poeta deja sobre ella una rama de madreselva, así Dios te bendiga y que des tus pasos con felicidad sobre el Principado."



AGRADECIMIENTOS
La información para esta entrada ha sido recogida de diversas fuentes y páginas sobre Avilés y Armando Palacio Valdés. Entre ellas, la página del Ayuntamiento de Avilés, la del C.P. Palacio Valdés, la del Teatro Palacio Valdés, la Agenda Cultural Asturias, el Cervantes Virtual, el Blog El Comercio, Los episodios avilesinos... Y gracias a Rubén Domínguez por su ayuda.






13 enero 2015

ARMANDO PALACIO VALDÉS, MARTA Y MARÍA


ARMANDO PALACIO VALDÉS
Armando Palacio Valdés fue un escritor y crítico literario español, perteneciente al Realismo del siglo XIX.

Nació en Entrialgo un pueblo de Laviana, en Asturias, en 1853.
A los seis meses se traslada a residir con su familia a Avilés, donde su padre trabajaba como abogado.


Casa natal de Armando Palacio Valdés en Entrialgo



Realizó el Bachillerato en Oviedo y con diecisiete años va a Madrid para estudiar la carrera de Derecho.
En la capital de España mantiene amistad y colabora con Leopoldo Alas "Clarín" y se va introduciendo poco a poco en la vida madrileña y en la profesión literaria. 


Pereda, Galdós, Palacio Valdés y Menéndez Pelayo





Aunque tendrá su residencia en Madrid durante toda su vida viaja con frecuencia a Asturias, donde viven su familia y sus amistades. 

Tras un breve noviazgo en Candás, se casa con Luisa Maximina Prendes Busto, una joven gijonesa que moriría al año y medio de matrimonio, dejándole un hijo y a la que dedicó una novela con su nombre.



Tras el fallecimiento de su esposa, Palacio Valdés abandona la llamada vida literaria madrileña, el mundo de las tertulias, los salones y los teatros, y se dedica de lleno a su obra narrativa. 


Se casó en segundas nupcias con la gaditana nacida en la Isla de San Fernando, Manuela Vega y Gil que lo vinculó con Andalucía.


A pesar de su fama, Armando Palacio Valdés pasó por muchas privaciones al final de su vida.

Falleció a los 84 años, en 1938 durante el cerco de Madrid en la Guerra Civil española.
Sus restos, según fue su voluntad,  reposan en el cementerio de La Carriona en Avilés bajo un hermoso monumento funerario del escultor Jacinto Higueras.




OBRAS DE ARMANDO PALACIO VALDÉS

Armando Palacio Valdés escribió numerosas novelas, pero también se dedicó al relato breve y a las traducciones.

Se dio a conocer como novelista con El señorito Octavio pero la fama le llegó definitivamente con su obra Marta y María.

Este escritor publicó con bastante éxito popular muchas novelas de distintos ambientes españoles dentro de las técnicas del Realismo y el Costumbrismo.



Entre sus obras más conocidas destacan las que tienen lugar en el paisaje asturiano como
Marta y MaríaJoséEl idilio de un enfermoEl cuarto poder La FeEl MaestranteSanta RogeliaEl señorito OctavioSinfonía Pastoral La aldea perdida.
Las ambientadas en Madrid: 
Riverita y su continuación Maximina.
En Valencia transcurre: 
La alegría del capitán Ribot
Tres de sus novelas más famosas son de ambiente andaluz: 
La hermana San SulpicioLos majos de Cádiz Los cármenes de Granada.

Las novelas de Palacio Valdés alcanzaron cifras de ventas muy importantes y fueron traducidas a muchos idiomas y a partir de comienzos del siglo XX, le valieron homenajes y reconocimientos de todo tipo.



RECONOCIMIENTOS Y HONORES


Fue elegido académico de la Lengua y,  a partir de la muerte de Galdós, fue unánimemente considerado Patriarca de las Letras Españolas, título honorífico que, si bien no añadía nada a su carrera y reconocimiento, servía sin embargo para subrayar su fama y popularidad, que en muchos casos fue ciertamente considerable.
Aunque no le fue concedido, fue propuesto en dos ocasiones para el Premio Nobel.


En 1906 los universitarios de Oviedo le rindieron un homenaje en el teatro Campoamor en el que participaron figuras como Unamuno, Fermín Canella o un jovencísimo Ramón Pérez de Ayala. 
Palacio Valdés es hijo adoptivo de la capital de Asturias y cuenta con un monumento y una calle en su honor.


A partir de éste, son numerosos los homenajes que en distintos lugares se le rinden: Marmolejo, Candás, Valencia, Madrid... y, cómo no, su pueblo natal, Laviana, que inaugura una Avenida denominada Palacio Valdés.

Avilés, que pone su nombre a una de sus más céntricas calles e inaugura un teatro llamado Teatro Palacio Valdés en 1920, momento en el que se le condecora con la Orden de Alfonso X. 




Sevilla le nombra hijo adoptivo, agradecida por haberla elegido como escenario de una de sus novelas más populares, La hermana San Sulpicio.

De esta novela se han realizado hasta tres versiones cinematográficas, las dos primeras de ellas, una muda de 1927 y otra sonora de 1934, con Imperio Argentina como protagonista.

El cine, a pesar de las reticencias iniciales del propio Palacio Valdés, ayudó a popularizar sus obras, que se han llevado a la pantalla hasta en trece ocasiones.



MARTA Y MARÍA
Marta y María es una novela realista que  fue publicada en 1883 y se inscribe en el llamado Costumbrismo literario.


Está ambientada en la ciudad ficticia de Nieva, que en realidad representa a Avilés y la trama nos narra los amores y desamores de Marta y María, dos hermanas de clase alta.


La obra nos muestra los caracteres contrapuestos de ambas hermanas. 

La mayor de las dos hermanas es María Elorza, una joven hermosa y delicada, es muy religiosa y reservada y una apasionada lectora de novelas románticas.

Su hermana menor, Marta, por el contrario, no tiene sentimientos piadosos como su hermana, pero es sincera y práctica. 

Marta que tiene catorce años no duda en coquetear con el prometido de su hermana, el artillero Ricardo, marqués de Peñalta.
Cuando María le exige a su prometido un matrimonio blanco, Marta terminará robando poco a poco el corazón que estaba destinado para su hermana María.
Toda la trama amorosa transcurre entre los enredos de una conspiración carlista en la que la soñadora María se ve envuelta.

Marta y María es una novela realista que dibuja claramente las costumbres del Avilés del siglo XIX representado como la ciudad de Nieva.

Armando Palacio Valdés demuestra en esta obra que es un gran creador de tipos femeninos y que es muy diestro en la descripción costumbrista.

Sabe también bosquejar personajes secundarios y concede al humor un papel importante en su obra. 
Su estilo es claro y pulcro sin incluir neologismos ni arcaísmos.
Si quieres leer esta famosa novela de Armando Palacio Valdés, haz click en este enlace:


 Jesús en casa de Marta y María por Matthijs Musson

PERVIVENCIA DE LA OBRA DE PALACIO VALDÉS

Las obras de Palacio Valdés han sido muy traducidas, especialmente al inglés, y son igualmente apreciadas fuera de España.

Armando Palacio Valdés es seguramente, junto a Vicente Blasco Ibáñez, el autor español del siglo XIX más leído en el extranjero.
Su obra, además de ser llevada a la gran pantalla, ha sido adaptada y dibujada en forma de novela gráfica por Isaac M. del Rivero con una técnica de acuarela digitalizada.




Si quieres saber más sobre Armando Palacio Valdés, puedes visitar la siguiente dirección:

http://www.cervantesvirtual.com/portales/armando_palacio_valdes/autor_biografia/